no importa nada.

ni cómo te llamas

ni dónde naciste

ni cómo te ves

no importa si te lavas los dientes

de arriba abajo

o de un lado a otro

no importa si tienes tus orejas perforadas

o si te lavas las manos

después de orinar

no importan los juegos de rol

ni los nombres bíblicos

ni los hombres cínicos

no importan las palomas sucias

ni sus muñones

no importa el magnesio que excretas

ni el omega 3 en aceite de krill

no importa el queso

ni el té digestivo

ni

no importan los tatuajes

ni los credos

ni las palabras

no importa la puntuación

ni la filosofía

ni la historia, que es solo eso

no importa si te partes de risa

si sonríes a medias

o si lloras falto de aire

al ver lo lleno, vacío

no importan las posturas

ni los ademanes

ni la carne 

ni las venas

ni la piel

no importa el hierro en la sangre

ni los ácidos gástricos

ni los cálculos renales

no importan las medias nonas

- epítome de la esperanza - 

ni los calzoncillos blancos

ni los letreros de neon

ni las canciones que solías cantar

obnubilado por el juicio

en noches etílicas

no importa...

el hipertexto agobia

hay tanto

tanto

paralelo

siempre

tanto conocimiento suspendido

tanta punzada

docta procrastinada

tanta distracción

tanta pereza

tan poco tiempo

y tan escurridizo

la multiplicidad 

el sonido

el ícono

la imagen

…y las pantallas

 ¡siempre las pantallas!

omisiones

ornamentos

que encallan

que encierran

la verdadera sed

la voluntad mayor

y la limitan

Mis dedos parecen gelatina

cuando la señora de las uñas los lima, 

encarnizada.

Son globos desinflados

Pepinos de mar miniatura

Falos con enanismo

Morados,

los pies exorcizan el cosquilleo rutinario.

La zozobra imperante y

la ansiedad,

como perlas exfoliantes

permanentes.

Y la furia

cuando preguntan

¿Qué significa tu tatuaje?

Me crispo.

Hay pelos en todas partes.

Vellos también.

Alientos en el piso,

rizos encorvados,

adheridos

a las patas de las mesas.

Uñas.

Callos.

Pies.

Desechos.

Retocan el destino.

Saborean el candor 

de quien los ve partir,

degollados.

Please reload