hoy estoy sensible

y pienso en la muerte tan abstracta

en la vejez, tan desagradecida

en el mar, tan cercano y lejano y amplio

en los besos - así - 

y en la melancolía

casi eterna

ayer paría piñas

odiaba 

vociferaba

juraba no volver,

no escribirle jamás

hoy lloraba

por las facturas de la luz

por los gastos fijos

por el destino

y por un club de playa

con meseros guapos

Y salas de estar

Y dulces en las esquinas

hoy lloré con ganas mientras me comía una paleta de sandía

y hablaba con mi mamá

-me golpearon al otro lado de la pared-

y qué cabrones, pensé.

pensé en salir por la ventana 

a gritar y aletear los brazos

pero no quería una escena

hoy lloré mientras trataba de comerme una paleta de sandía

y hablaba con mi mamá, gritaba

que no hay necesidad de ir al fondo del asunto, que llevas en terapia siempre-

y yo le respondía que no, que la terapia es de una vida entera. 

que la terapia de antes no sirvió porque estaba alelada, y que es mi camino y que me deje y que estoy chinche, mamá, estoy chinche, y somos humanos, oist...

no importa nada.

ni cómo te llamas

ni dónde naciste

ni cómo te ves

no importa si te lavas los dientes

de arriba abajo

o de un lado a otro

no importa si tienes tus orejas perforadas

o si te lavas las manos

después de orinar

no importan los juegos de rol

ni los nombres bíblicos

ni los hombres cínicos

no importan las palomas sucias

ni sus muñones

no importa el magnesio que excretas

ni el omega 3 en aceite de krill

no importa el queso

ni el té digestivo

ni

no importan los tatuajes

ni los credos

ni las palabras

no importa la puntuación

ni la filosofía

ni la historia, que es solo eso

no importa si te partes de risa

si sonríes a medias

o si lloras falto de aire

al ver lo lleno, vacío

no importan las posturas

ni los ademanes

ni la carne 

ni las venas

ni la piel

no importa el hierro en la sangre

ni los ácidos gástricos

ni los cálculos renales

no importan las medias nonas

- epítome de la esperanza - 

ni los calzoncillos blancos

ni los letreros de neon

ni las canciones que solías cantar

obnubilado por el juicio

en noches etílicas

no importa...

el hipertexto agobia

hay tanto

tanto

paralelo

siempre

tanto conocimiento suspendido

tanta punzada

docta procrastinada

tanta distracción

tanta pereza

tan poco tiempo

y tan escurridizo

la multiplicidad 

el sonido

el ícono

la imagen

…y las pantallas

 ¡siempre las pantallas!

omisiones

ornamentos

que encallan

que encierran

la verdadera sed

la voluntad mayor

y la limitan

Mis dedos parecen gelatina

cuando la señora de las uñas los lima, 

encarnizada.

Son globos desinflados

Pepinos de mar miniatura

Falos con enanismo

Morados,

los pies exorcizan el cosquilleo rutinario.

La zozobra imperante y

la ansiedad,

como perlas exfoliantes

permanentes.

Y la furia

cuando preguntan

¿Qué significa tu tatuaje?

Me crispo.

Hay pelos en todas partes.

Vellos también.

Alientos en el piso,

rizos encorvados,

adheridos

a las patas de las mesas.

Uñas.

Callos.

Pies.

Desechos.

Retocan el destino.

Saborean el candor 

de quien los ve partir,

degollados.

am i 

always myself 

on the mirror

i’ve been dressing up in my flesh for so long

the image of myself 

the repetition 

the eyes still reassuring that you’re not just muscle, sinew, movement

I wake up again being me. 

That same picture, apparition. 

Sublime, beautiful at times

yes.

yet uninteresting to look always at the same face

i can understand now actors transvestites halloween fanatics kids priests 

to be yourself everyday and linger inside your fleshy glove of dermis 

so tame and obedient

having the same face and not even seeing it change throughout the years

not having that alien perspective but being omnipresent in your daily mini nano transformations

the perpetual gaze is enough for you to swallow 

that piece of  information

that you are are the same core and ever-changing psique

with visiting multiplying cells, dying cells, inconstant hairdo’s and f22 gaze

you are you

forever

yesterday

today

tomorrow

once again

let me walk you through

Please reload